13 de setembro de 2010

Via

En esa esquina de siete habias
rascando rapido la raya de mis heridas
con el esfero en la mano con mitad de la tinta
yo casi dudo que nace una rosa en la via
yo casi dudo que escucho sus anuncios
yo casi tengo los oidos parnasianos surdos.

Yo casi creo en Paulo Coelho
y en sus hijos paridos de oficinas y números
yo casi creo en caramelos de hielo
empacados coloridos en papel de futuro.

Por la puta madre suerte el esfero está medio lleno
y no medio vacio.

Nenhum comentário:

.